Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

¿Cuál es la relación de la densidad mineral ósea con el peso en la adolescencia?

Recordemos que la infancia y la adolescencia son los periodos más importantes para la salud ósea, tanto por el crecimiento físico, como por el desarrollo de los huesos. Si en estas etapas se mantiene una vida saludable; es decir, ejercitarse constantemente y la ingesta de una dieta sana y balanceada; estas personas en la adultez tendrán un menor riesgo de padecer una enfermedad de los huesos.
Si en la adolescencia hay deficiencias de nutrientes, especialmente calcio y vitamina D, la persona no realiza actividad física, carece de exposición al sol y tiene familiares con enfermedades óseas, el riesgo de una enfermedad de los huesos aumenta.
La relación entre la densidad mineral ósea (DMO) y el peso durante la adolescencia es compleja y puede variar dependiendo de varios factores. A continuación, se presenta información general sobre esta relación:
1. Peso corporal y DMO: se ha observado que existe una asociación positiva entre el peso corporal y la DMO durante la adolescencia. Es decir, tener un índice de masa corporal (IMC) normal puede estar relacionado con una mayor DMO en comparación con tener un peso bajo o un IMC bajo.
2. Grasa corporal y DMO: La cantidad y distribución de la grasa corporal también pueden influir en la DMO durante la adolescencia. Se ha encontrado que tener una cantidad adecuada de grasa corporal, especialmente grasa subcutánea (la que se encuentra debajo de la piel), puede ser beneficioso para el desarrollo óseo adecuado. Sin embargo, un exceso de grasa corporal, especialmente grasa visceral (la que rodea los órganos internos), puede estar asociado con una menor DMO.
3. Actividad física: La actividad física tiene un papel muy importante en la salud ósea durante la adolescencia. La participación regular en actividades que soportan el peso corporal, como correr, saltar o practicar deportes, estimula el desarrollo y fortalecimiento de los huesos. La falta de actividad física o un estilo de vida sedentario pueden tener un impacto negativo en la DMO.
4. Nutrición: Una dieta equilibrada y adecuada en nutrientes es fundamental para el desarrollo óseo saludable. Durante la adolescencia se necesita un aporte suficiente de calcio, vitamina D y otros nutrientes esenciales para la formación ósea. El consumo inadecuado de estos nutrientes puede afectar la DMO.

Pero, ¿en qué afecta el peso?
De acuerdo con información publicada en Adiposity Metabolic Consequences for Adolescent Bone Health. Nutrients, hay estudios recientes que han relacionado la obesidad infantil con el deterioro de la salud ósea, que ponen en manifiesto que “la grasa visceral acumulada daña los huesos en la fase infanto-juvenil, aumentando así la osteopenia/osteoporosis en adultos y ancianos”. (1)
Y es que la mayoría de los estudios apuntan que “las consecuencias negativas del exceso de peso, principalmente la adiposidad visceral, sobre la salud y la fragilidad de los huesos, están relacionadas con la producción de citocinas proinflamatorias, el aumento de la reabsorción ósea y el daño a la formación ósea”. (1)
Entendamos esto, el tejido adiposo juega un papel importante en el metabolismo óseo, porque ayuda a recubrir los huesos, pero en exceso puede aumentar la resorción ósea, la pérdida de hueso. Es por esta razón que existe una relación entre el Índice de Masa Corporal (IMC) y la densidad mineral ósea (DMO), cuando tu IMC es de 18.5 a 24.9 existe una relación positiva con tu DMO, pero si hay bajo peso, sobrepeso y/o obesidad puede ser un factor negativo para tus huesos. (1,3)

Es importante resaltar que la formación y el mantenimiento de hábitos alimenticios saludables son necesarios durante la infancia y la adolescencia para reducir el riesgo de fracturas por enfermedades óseo-metabólicas en la edad adulta y favorecer un envejecimiento saludable. Recordemos que la formación de densidad mineral ósea no sólo depende del peso sino de otros factores: genéticos, hormonales y nutricionales, donde también se debe poner especial atención para tener una buena salud ósea en etapas futuras de la vida. (1,2,3)
Si tienes dudas sobre tu estado de salud, te invitamos a que visites nuestro directorio médico y consultes a un especialista.

Información validada por el Dr. Sergio Durán Barragán, médico reumatólogo en la Clínica de Investigación en Reumatología y Obesidad, S.C.

Referencias bibliográficas

  1. Lopes, K. G., Rodrigues, E. L., da Silva Lopes, M. R., do Nascimento, V. A., Pott, A., Guimarães, R. C. A., Pegolo, G. E. y Freitas, K. C. (2022). Consecuencias metabólicas de la adiposidad para la salud ósea del adolescente. Nutrientes, 14(16), 3260. https://doi.org/10.3390/nu14163260
  2. Wang GX, Fang ZB, Li HL, Liu DL, Chu SF, Zhao HX. Effect of obesity status on adolescent bone mineral density and saturation effect: A cross-sectional study. Front Endocrinol (Lausanne). 2022 Oct 14;13:994406. doi: 10.3389/fendo.2022.994406. PMID: 36313745; PMCID: PMC9613945.
  3. Baronio F, Baptista F. Editorial: Bone health and development in children and adolescents. Front Endocrinol (Lausanne). 2022 Dec 12;13:1101403. doi: 10.3389/fendo.2022.1101403. PMID: 36578952; PMCID: PMC9791941

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest

Te puede interesar

La función del colágeno en tu cuerpo

El colágeno, además de ser una proteína que ayuda a que el cabello y las uñas luzcan saludables, tiene funciones importantes en el resto del cuerpo como mantener la salud de los músculos, ligamentos, tendones, articulaciones y obviamente la piel. El colágeno es la proteína

Conoce más >>