Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

¿Cuál es la relación entre asma y osteoporosis?

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que inflama las vías respiratorias, normalmente se presenta en la infancia y los síntomas típicos son tos, silbilancias, presión en el pecho, dificultad para respirar, frecuencia cardiaca acelerada y sudoración. La contaminación, los alérgenos, el ejercicio, infecciones o ciertos alimentos pueden desencadenar ataques, por ello es importante tener control de la enfermedad.

El asma por sí mismo no es una amenaza para los huesos, sin embargo su tratamiento sí y puede tener un impacto negativo en el esqueleto.

Las personas asmáticas son tratadas con medicamentos antiinflamatorios llamados glucocorticoides de forma crónica y cuando son prescritos por vía oral o inhalados, pueden provocar una disminución en la absorción de calcio que se obtiene de los alimentos, y con ello reducir la formación de hueso y aumentar la pérdida de hueso. Estos medicamentos también interfieren con la producción de hormonas sexuales, lo que puede contribuir a la pérdida ósea y también pueden causar debilidad muscular.

Hay dos recomendaciones para la población que quiere tener huesos sanos: consumir alimentos ricos en calcio y realizar ejercicio físico. Sin embargo las personas con asma generalmente evitan tomar leche, que es la fuente más rica en calcio, por miedo a un ataque de asma, aunque la evidencia indica que esto solo sucede si se tiene alergia a los lácteos. En el caso del ejercicio, también es común que los enfermos con asma eviten actividades físicas, y cuando las practican, suelen elegir la natación, desafortunadamente este ejercicio no tiene un impacto benéfico en los huesos por lo que es conveniente realizar ejercicios que impliquen cargar el propio peso corporal, como caminar, trotar, basquetbol, ​​futbol, ​​baile y entrenamiento con pesas.

Los pacientes con asma que desean prevenir las fracturas por osteoporosis deben manejar estrategias que les permitan tener huesos sanos como lo es una buena nutrición rica en calcio y vitamina D.

En el caso de tener una alergia a los lácteos comprobada, pueden tomar suplementos de calcio. El ejercicio es muy importante para los huesos, ya que ayuda a la regeneración ósea, por lo que deben practicarlo con frecuencia. Tener un estilo de vida saludable es indispensable, por lo que el tabaco y la ingesta de alcohol deben evitarse. Asimismo, se recomienda realizar pruebas de densidad ósea para monitorear la salud de sus huesos si ha consumido por más de 3 meses glucocorticoides.

 

Información validada por el Dr. Sergio Durán Barragán , médico reumatólogo en la Clínica de Investigación en Reumatología y Obesidad, SC

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest

Te puede interesar

¿Sabías que tu cuerpo necesita vitamina K?

Es una de las vitaminas esenciales desde el nacimiento, sin embargo es muy poco conocida, sí, nos referimos a la vitamina K que tiene funciones vitales para mantener una buena salud. Su función se centra en la coagulación sanguínea, lo que fortalece los huesos, entre

Conoce más >>