Generic selectors
Coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

Sufro de codo de tenista, ¿es necesario ir a ver al especialista?

La epicondilitis mejor conocida como “codo de tenista”, es una enfermedad dolorosa provocada por el sobreuso de los músculos del antebrazo y los tendones del codo, la cual se asocia con la actividad laboral o deportiva de la persona, lo que significa que no sólo los atletas la padecen sino también aquellas personas cuyo trabajo se caracteriza por movimientos o actividades de riesgo en dicha zona.

Uno de los síntomas principales es el dolor, dando una sensación de pérdida de fuerza que inicia en los tendones o en la cara lateral del codo llegando a extenderse hasta el antebrazo y la muñeca. Este síntoma puede durar de 6 a 9 meses y en ocasiones superar el año.

Son varios los tratamientos para la epicondilitis que pueden ir desde tomar antiinflamatorios, ejercicios de fisioterapia, cambios en la postura hasta la incorporación de corticoides y la rehabilitación en casos donde los síntomas son más fuertes. Sin embargo, cuando los medicamentos ya no son efectivos después de 1 año y el dolor impide la realización de las actividades diarias, la cirugía se vuelve la única opción.

De acuerdo con la publicación “A systematic review and meta-analysis of clinical trials on physical interventions for lateral epicondylalgia”, en la que se hizo una búsqueda en la literatura para conocer todos los tratamientos para la epicondilitis y su efectividad, se encontró que algunos de ellos tienen beneficios a corto plazo y ante la falta de estudios de seguimiento, se limita su inferencia en la práctica clínica.

Entre los tratamientos que no demuestran tener un efecto a corto y a largo plazos en el tratamiento de la epicondilitis se encuentran: la terapia de ondas de choque extracorpóreas y el tratamiento con láser, ya que tienen un efecto nulo sobre el dolor. Además, los efectos secundarios derivados de las altas dosis de la terapia de ondas de choque extracorpóreas sugieren que no debe recomendarse como tratamiento para este padecimiento (Bisset, 2005).

Si buscas un médico para tratar este síntoma, te recomendamos dar clic en el Directorio médico.

Información validada por el Dr. Eduardo González Franco, Ginecología y Obstetricia en el Instituto Materno Infantil del Estado de México, y Biología de la Reproducción Humana y alta especialidad en Climaterio, Instituto Nacional de Perinatología.

 

 

Referencias Bibliográficas

  1. Hortal Alonso, R. M., Salido Olivares, M., Navarro Alonso, P. & Candelas Rodríguez, G. (2005). Epicondilitis. Seminarios de la Fundación Española de Reumatología, 6(2), 79-88. https://doi.org/10.1016/s1577-3566(05)74488-2
  2. Codo de tenista – Síntomas y causas – Mayo Clinic. (2019, 14 febrero). https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tennis-elbow/symptoms-causes/syc-20351987
  3. Bisset, L. (2005). A systematic review and meta-analysis of clinical trials on physical interventions for lateral epicondylalgia * Commentary. British Journal of Sports Medicine, 39(7), 411-422. https://doi.org/10.1136/bjsm.2004.016170

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest

Te puede interesar

¿Cómo se metaboliza la vitamina D?

La vitamina D cumple una función esencial en nuestro cuerpo y es la que ayuda a absorber el calcio, un mineral importante para mantener fuertes y sanos nuestros huesos. En conjunto, la vitamina D y el calcio ayudan a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que

Conoce más >>